Portada » Taro T10: la moto eléctrica revolucionaria de N.E.M

Taro T10: la moto eléctrica revolucionaria de N.E.M

by JL Palacios

New Energy Mobility (N.E.M), una empresa ubicada en Málaga, está destacando en el mercado de la movilidad eléctrica. Su gama de vehículos es impresionante, desde patinetes eléctricos hasta furgonetas, y su tienda online, neymotors.com, ofrece una variedad de accesorios para enriquecer la experiencia de conducción.

La Taro T10 es uno de los vehículos más destacados de la gama N.E.M. Su producción se basa en una colaboración tripartita: Taro, un gigante asiático reconocido por fabricar cientos de vehículos de este tipo, se encarga de la estructura; Roto, una empresa especializada en tecnología eléctrica, proporciona componentes de alta fiabilidad; y finalmente, Snell se encarga de distribuir estos vehículos por toda Europa, aportando garantías adicionales.

La T10 es estéticamente atractiva, gracias a su cuidada carcasa y detallada construcción. Incorpora un amplio espacio de almacenamiento bajo el asiento, aunque cabe señalar que puede resultar complicado acomodar dos cascos al mismo tiempo, según nuestras pruebas. A pesar de esto, aún queda un buen espacio para almacenar otros objetos como bufandas, una chaqueta pequeña o una mochila.

Además, ofrece confort a través de detalles como estriberas para el pasajero y un elegante faro LED. El vehículo incluye una cúpula bajita, ideal para el uso urbano y la protección contra el viento. La pantalla de la moto muestra la distancia total recorrida, la carga de batería, el modo de conducción y la velocidad actual, aunque en nuestra opinión, la parte derecha de la pantalla está desaprovechada, ya que solo muestra el estado de las luces y los intermitentes.

La T10 también dispone de dos guanteras, ideales para guardar pequeños objetos. Otro aspecto interesante es su función de marcha atrás, muy potente y no gradual, lo que puede ser útil para maniobras en pendientes pronunciadas, aunque requiere cierta precaución para evitar perder el control.

La T10 cuenta con un motor de 6 kilovatios, que puede llegar hasta los 11 kilovatios, alimentado por una batería de 72 voltios. Cabe destacar que el motor no está en la rueda trasera, sino que funciona mediante un sistema de transmisión por correa, que puede requerir cierto mantenimiento.

Aunque no tuvimos oportunidad de probar la moto tanto como nos hubiera gustado, podemos afirmar que su rendimiento es impresionante, capaz de alcanzar velocidades de hasta 110-120 km/h. Además, a pesar de ser una maxi scooter, es notablemente ágil y maniobrable, aportando una sensación de seguridad a quien la conduce.

La comodidad del asiento es otro punto fuerte de la T10, siendo probablemente la moto más cómoda que hemos probado. Ambos, el conductor y el pasajero, tienen espacio suficiente para disfrutar de un viaje confortable.

Por último, su cargador externo de 72 voltios y 10 amperios, aunque no sea de carga rápida, ofrece una buena velocidad de carga. La inclusión de indicadores LED en el cargador proporciona una visualización clara del estado de la carga.

Sin embargo, hay aspectos que podrían mejorar. La parte derecha del tablero principal no proporciona mucha información, siendo un espacio que podría aprovecharse de forma más eficiente. Los acabados de la moto, aunque aceptables, no son de primera calidad, pero es importante tener en cuenta que estamos hablando de un vehículo de costo ajustado.

En conclusión, la Taro T10 es una elección excelente para aquellos que buscan una moto cómoda, práctica y maniobrable para su uso diario en la ciudad. Con una autonomía decente y unas prestaciones notables, la T10 ofrece una experiencia de conducción eléctrica excepcional a un precio asequible. Es un vehículo que vale la pena considerar para aquellos que deseen dar el salto a la movilidad eléctrica.

Podría gustarte...