Portada » Motor 1.5 hdi 130 cv. Problemas comunes.

Motor 1.5 hdi 130 cv. Problemas comunes.

by JL Palacios

En este artículo exploramos los desafíos más comunes que enfrentan los propietarios de vehículos equipados con el motor diésel 1.5 HDI de 130 CV, un propulsor reconocido por su eficiencia y rendimiento.

Problemas

Disminución de Rendimiento en el motor

Una disminución en la eficiencia del motor 1.5 HDI de 130 CV puede deberse a múltiples factores. Se recomienda inspeccionar tanto el filtro de aire como el filtro de combustible, dado que su obstrucción puede mermar la capacidad del motor. Es vital verificar también que el sistema de admisión no presente fugas y que el turbo esté en pleno funcionamiento.

Problemas con el Filtro de Partículas Diésel (DPF).

El DPF juega un papel esencial en los motores diésel actuales, incluyendo el de 1.5 HDI de 130 CV. Ante dificultades con el DPF, tales como bloqueos o señales de alerta en el panel de instrumentos, se aconseja realizar una regeneración forzada siguiendo las directrices del fabricante. Adoptar un estilo de conducción adecuado puede ayudar a evitar estos inconvenientes.

Arranque en Frío del motor.

Los problemas al iniciar el motor en temperaturas bajas son comunes en vehículos con motores diésel, incluido el 1.5 HDI de 130 CV. Se aconseja comprobar el sistema de precalentamiento para asegurar el correcto funcionamiento de todas las bujías de incandescencia. Mantener el combustible diésel libre de impurezas y el uso de aditivos específicos son medidas cruciales para prevenir la congelación del combustible en condiciones de frío extremo.

Sistema AdBlue y sus Complicaciones.

El sistema AdBlue, esencial en la industria automotriz para la reducción de emisiones en vehículos diésel, enfrenta desafíos específicos en algunos modelos. Estos automóviles presentan un inconveniente en el que el líquido AdBlue se escapa a través de sus juntas, comprometiendo la funcionalidad del circuito completo. Con el paso del tiempo, esta filtración puede provocar daños significativos, llegando incluso a la inoperancia total del sistema. Una de las principales dificultades al tratar este problema es la falta de componentes usados disponibles para su reparación. En consecuencia, los propietarios de estos vehículos tienen como única alternativa el reemplazo completo del sistema AdBlue, un proceso que puede ascender a un costo aproximado de 1.500 euros.

Vídeo recomendado

Podría gustarte...